jueves, 26 de noviembre de 2009

Herpetólogo ganó premio para científicos jóvenes / Herpetologist won an award for young scientists

Costa Rica, San José (Redacción). El costarricense Mahmood Sasa, biólogo de 40 años, es el joven científico del año.


El galardón, otorgado hoy por el Consejo Nacional para Investigaciones Científicas y Tecnológicas (Conicit) y la Academia de Ciencias para el Mundo en Desarrollo (TWAS), alabó sus contribuciones en el estudio de anfibios y reptiles –terrestres y marinos– de Costa Rica y Latinoamérica.

Entre otras cosas, el herpetólogo investiga las costumbres de las serpientes terciopelo de Centroamérica y su veneno, así como en la búsqueda de antídotos contra las picaduras de los escorpiones.

Sasa también investiga el declive de las poblaciones de anfibios y de reptiles en la Selva de Palo Verde y la evolución histórica de las serpientes venenosas como la lora, la toboba de altura y las manos de piedra en nuestro territorio.

Por si fuera poco, el biólogo también trabaja en el inventario de especies de reptiles y anfibios marinos del país y es reconocido por su beligerancia en la lucha contra el tráfico ilegal de especies silvestres.

“El jurado del premio TWAS-CONICIT consideró que de los 11 participantes su aporte destacaba por calidad y variedad”, dijo Wálter Fernández, director del Conicit.

“Como ser humano me siento muy complacido por el premio. Siento orgullo y felicidad”, dijo Sasa a La Nación.

“Más allá de la visión romántica siento además que es un reconocimiento valioso para todo un gremio de personas que han consagrado su vida a estudiar un grupo de especies muy amplio y complejo que injustamente pueden ser ‘odiadas’ por muchos, como las serpientes”, concluyó.


English:

San Jose (Editor). The Costa Rican Mahmood Sasa, a biologist at 40, is a young scientist of the year.


The prize, awarded today by the National Council for Scientific and Technological Research (Conicit) and Academy of Sciences for the Developing World (TWAS), praised his contributions to the study of amphibians and reptiles-and seascapes, from Costa Rica and Latin America.

Among other things, the herpetologist investigating the behavior of Central velvet snakes and their venom, and in the search for antidotes for scorpion bites.

Sasa also investigates the decline of populations of amphibians and reptiles in the forest of Palo Verde and the historical evolution of the venomous snakes like the parrot, the tobobos high and hands of stone in our territory.

To make matters worse, the biologist also working on the inventory of species of marine reptiles and amphibians in the country and is known for his belligerence in the fight against illegal trafficking in wildlife.

"The jury found that TWAS-CONICIT of the 11 participants for their outstanding contribution to quality and variety," said Walter Fernandez, director of Conicit.

"As a human being I am very pleased with the award. I feel pride and happiness, "said Sasa told La Nacion.

"Beyond the romantic view also feel that it is a valuable recognition for an entire guild of people who have devoted their lives to studying a group of very large and complex species that can unfairly be 'hated' by many, like snakes," concluded.

Alejandra Vargas M.

alevargas@nacion.com