lunes, 13 de diciembre de 2010

Trasladan en helicóptero a niños con mordeduras de serpientes

A las 11 de la mañana el helicóptero aterrizó en la plazoleta de la Basílica de Nuestra Señora de Chiquinquirá. Los niños de nombre José Luís Palmar, de 11 años de edad y Franni Sencial, de 9, fueron movilizados por funcionarios de los Bomberos de Maracaibo y Polimara


Digifoto/José Gil
Maracaibo

Dos menores de edad tuvieron que ser trasladados en un helicóptero de Polisur desde el municipio Guajira hasta el Hospital Chiquinquirá de Maracaibo, luego de sufrir picaduras de serpientes. A las 11 de la mañana el helicóptero aterrizó en la plazoleta de la Basílica de Nuestra Señora de Chiquinquirá. Los niños de nombre José Luís Palmar, de 11 años de edad y Franni Sencial, de 9, fueron movilizados por funcionarios de los Bomberos de Maracaibo y Polimara.
El primero de ellos, José Luís Palmar, fue mordido por una serpiente “guayacán rabo seco” de la familia Bothrops atrox, cuando salía de su vivienda inundada ubicada en el sector La Trujita de Carrasquero en el municipio Mara. El menor recibió la picada en su pie derecho.
Mientras que la niña Franni Sencial fue atacada también por una “guayacán rabo seco”, cuando se encontraba en las afueras de su casa inundada situada en Los Hermanitos, vía Caimare Chico.
Ambos fueron recibidos por los galenos del Hospital Chiquinquirá quienes actuaron rápidamente para curar esas heridas y sustraer el veneno dejado por los animales.
“Afortunadamente no les pasó nada grave, la situación está normal, sólo fueron pequeñas mordidas y no hizo falta colocarles suero antiofídico. Los niños están bien y pronto serán dados de alta” dijo una de las doctoras que se encontraba de turno.

Dos adultos
En otros casos, un hombre identificado como Alexander Rincón González, de 27 años de edad, tuvo que ser atendido de emergencia en este centro asistencial, ya que fue mordido por una “coral” mientras instalaba un rancho en Los Puertos de Altagracia.
Mientras que Facundo González, de 29, fue picado por una guayacán en Paraiguapoa, municipio Guajira. El primero aún se encuentra recibiendo tratamiento en el Hospital Chiquinquirá, el otro ya fue dado de alta.

Eduard Ortega.
Fuente: elregionaldelzulia.com