lunes, 21 de marzo de 2011

Medicina Interna trabaja para recuperar miembros por mordedura de serpientes (Valera)

Avance/ En Hospital JGH

El Servicio realizó una cirugía de mano reconstructiva por causa de emponzoñamiento ofídico y evitó que la mano y el antebrazo del paciente le fuera amputado. Es un logro que ayudará a nuestros pacientes de bajo recursos, quienes no pueden emigrar a otras ciudades a realizarse este tipo de cirugía costosa. El trabajo lo viene realizando el doctor Manuel Gómez, Jefe de Medicina Interna y los estudiantes de postgrados del segundo año de esa áreaAcompañamiento:


Indicó que fueron acompañados por el equipo de Nefrología, Hematología, los residentes de Postgrados de Medicina Interna, las doctoras Carmen González, Mileidy Rangel, las enfermeras de Medicina Interna y el Estado Venezolano, para tratar 3 mordeduras diarias, 90 al mes y por 365 días al año da un total de 32 mil 850 casos recibidos de emponzoñamiento de culebras.(MARIANELA MAVAREZ) - Gracias al interés y dedicación del Jefe del Servicio de Medicina Interna del Hospital José Gregorio Hernández las personas afectadas por emponzoñamiento ofídico (mordeduras de culebras) tienen una esperanza de no perder sus miembros a causa de estos accidentes, ya que de un tiempo para acá, el doctor Manuel Gómez y los estudiantes de Medicina Interna vienen realizando una serie de prácticas, con la ayuda de otras áreas, para evitar la amputación o pérdida total de los miembros donde fueron mordidos.

Alta incidencia de mordidos de culebras

Para obtener más detalles se conversó con el doctor Manuel Gómez, quien nos explicó con sumo entusiasmo que "con la llegada de las lluvias desde el mes de septiembre del pasado año ha aumentado la incidencia y la morbilidad de emponzoñamiento ofídico en el estado y el municipio Trujillo no escapa de este aumento, hemos venido observando una gran proporción de pacientes en la emergencia del hospital, porque ha subido el número de emponzoñamiento ofídico y se observan de dos a tres en la emergencia del HJGH, lo que ha traído un aumento en la atención del piso de Medicina Interna y las complicaciones que se han presentado en estos casos por el género Bothrops o Mapanare, que son los casos que se presentan con mayor frecuencia acá en Trujillo y porque somos el centro piloto de los municipios Pampán y Candelaria, donde realmente la afluencia de estos pacientes se presentan al hospital donde podemos tratar la patología y ponerle el suero antiofídico a los pacientes, que es el suero que se necesita para contrarrestar el daño proteolítico y hemolítico que provoca la serpiente Bothrops o Mapanare en el ser humano sobre todo a los del medio rural".

Poca seguridad

Recalcó el galeno que los más afectados son los agricultores porque trabajan sin mucha seguridad laboral y no tienen el suficiente nivel de cultura y no se les ha entrenado a través de las juntas parroquiales, Consejos Comunales o sistemas de salud de cómo deben ellos salir a hacer sus labores diarias en el campo, porque ellos deberían colocarse sus botas largas de cuero con protectores de aluminio o metal alrededor, porque generalmente estos emponzoñamientos son en los miembros superiores y ha sido tanta la incidencia que ha aumentado en los miembros superiores, ya que las serpientes se han trasladado hacia el interior de las viviendas en el medio rural, debido a que las serpientes por las lluvias se dirigen a sitios más cálidos y esos sitios son las viviendas de estos agricultores.

Complicaciones e inventiva

Explicó el doctor Gómez que otras de las complicaciones que se presentan es la Insuficiencia renal crónica y aguda, por lo que hemos tenido que someter a varios de estos pacientes a la Terapia de Diálisis porque es una de las complicaciones más graves que se presentan. Aunado a ello, prosiguió el declarante, hemos tenido que aplicar una gran inventiva y trabajo que estamos aplicando en el hospital, como es tratar que estos miembros tanto inferiores como superiores mordidos por estas serpientes, que últimamente han mostrado un gran grado de agresividad, hayan causado lesiones muy graves lo que nos ha llevado a aplicar curas extremas, que para satisfacción del Servicio de Medicina Interna y el postgrado de esta área, nos ha causado muchas satisfacciones, porque además tenemos la ayuda de otras áreas como del Servicio de Hematología, con la doctora Cristina Quevedo, quien nos ayuda en el tratamiento de la terapia anticoagulante, porque el emponzoñamiento por el género Bothrops ofrece una toxina que produce anti-coagulación y por ello hemos tenido ayuda de varios especialistas como la Nefrólogo, porque se presentan otras complicaciones que acá hemos resuelto con éxito.

Reconstrucción

Indicó el doctor Gómez que el servicio de Medicina Interna se ha dedicado a reconstruir estos miembros superiores e inferiores porque la agresividad de las serpientes ha aumentado, por ejemplo tenemos un paciente acá de nombre Luís Roberto Cáceres, agricultor de Piedras Negras, parroquia Arnoldo Gabaldón, municipio Candelaria, a quien le hicimos una remodelación anatómica producto de una mordida de Mapanare, quien lo mordió en el dedo medio de la mano izquierda, a quien le tratamos de salvar el brazo y se logró, porque se le salvó ese dedo medio y se le reconstruyó un muñón con todas sus funciones para seguir laborando en la agricultura. Al servicio de Medicina Interna le tomó dos meses salvar ese miembro superior, lo que nos tiene muy contentos, el Estado ayudó a ese señor proporcionándole todos los medicamentos y curas durante este tiempo.

Explicó el informante que esta reconstrucción que debió ser hecha por un Cirujano de Mano o en su defecto por un especialista en Cirugía Plástica fue hecha por nosotros quienes hemos desarrollado técnicas de cura muy avanzadas a niveles muy amplios y se pudo reconstruir el dedo, ya que al paciente le era muy difícil cubrirlo por sus escasísimos recursos económicos acceder a este tipo de especialistas que no cuenta el hospital y es muy caro. Con ello, queremos saber los avances que estamos obteniendo en el Servicio de Medicina Interna, donde además hemos tenido grandes avances con el Pie Diabético y ahora estamos ayudando a los pacientes de emponzoñamiento ofídico. Hoy el paciente egresa en excelentes condiciones con una mano recuperada en un 90 por ciento y que se podrá integrar a sus actividades físicas y de rehabilitación el día de mañana.

Fuente: Diario el Tiempo
Edo Valera.