lunes, 27 de junio de 2011

Crema permitiría ganar tiempo a víctimas de mordedura de serpiente

Un compuesto químico que se usa en pacientes cardíacos aumentaría las posibilidades de sobrevivencia de las víctimas de mordeduras de serpientes, informaron el lunes científicos australianos.En un artículo publicado en la revista Nature Medicine, los investigadores indicaron que el químico óxido nítrico puede desacelerar hasta un 50 por ciento el tiempo que lleva al veneno de una serpiente ingresar en el torrente sanguíneo.
Con ese tiempo extra, las víctimas pueden buscar ayuda médica, señaló el autor Dirk van Helden, profesor de la Escuela de Ciencias Biomédicas de la University of Newcastle, en Australia.
"Cuando uno es mordido por una serpiente, las toxinas son moléculas grandes y pueden insertarse en los tejidos. No pueden ingresar a los vasos sanguíneos porque son demasiado grandes. Por eso, son tomadas por el sistema linfático, que las lleva al torrente sanguíneo", explicó Helden.
"La idea es cerrar el flujo linfático (...) y lo intentamos y eso desaceleró drásticamente el flujo linfático en ratas y también en humanos", añadió el experto.
En su experimento, Helden y colegas pasaron un ungüento que contenía óxido nítrico alrededor de la zona en que se había inyectado una dosis letal de veneno de serpiente a ratones y hallaron que eso desaceleraba significativamente el flujo linfático.
"En promedio, (los ratones sin ungüento) vivieron una hora, pero cuando se les colocó la crema, (otro grupo de ratones) vivió 90 minutos. Si uno puede desacelerar el sistema linfático, tiene un efecto masivo sobre la supervivencia", indicó el equipo.
El ungüento tuvo el mismo efecto en voluntarios humanos, aunque en este caso, los participantes recibieron una cantidad inofensiva de tintura que contenía moléculas de aproximadamente el mismo tamaño que las de veneno de serpiente.
Helden indicó que el óxido nítrico tuvo el efecto de desacelerar la acción bombeadora del sistema linfático, lo que terminó disminuyendo el transporte del veneno al torrente sanguíneo.
Cada año, las mordeduras de serpiente generan alrededor de 100.000 muertes y 400.000 amputaciones en todo el mundo, sobre todo en el sur y sudeste de Asia y Africa subsahariana, dado que el antídoto no está disponible rápidamente.
Australia es hogar de algunas de las serpientes más venenosas del mundo.

Fuente: El Nacional