lunes, 20 de agosto de 2012

El presentador británico Mark O'Shea se recupera del mordisco de una cobra


O'Shea, experto en reptiles y presentador del programa "O'Shea's Dangerous Reptiles" de Channel 4, fue mordido ayer por la tarde, mientras sostenía una cobra real ante las cámaras.


Londres.- El presentador de televisión británico Mark O'Shea se encuentra "estable" en un hospital inglés tras ser mordido en la pierna por una cobra real, la mayor serpiente venenosa del planeta, informó hoy el centro médico.

O'Shea, experto en reptiles y presentador del programa "O'Shea's Dangerous Reptiles" de Channel 4, fue mordido ayer por la tarde, mientras sostenía una cobra real ante las cámaras.

El incidente tuvo lugar en el zoo West Midlands Safari Park en la localidad de Bewdley, en el condado de Worcestershire (oeste de Inglaterra), desde el que fue trasladado en avión hasta el hospital Worcestershire Royal como medida de precaución, ya que el veneno de la cobra real es letal si llega al torrente sanguíneo.

Sin embargo, según informó hoy el hospital, O'Shea se encuentra "estable" tras ser tratado con el antídoto correspondiente, y el veneno no le ha provocado ningún efecto secundario grave.

"No parece que sea un problema grave. Él se encuentra estable y cómodo. Tenemos un protocolo muy ensayado para cualquier accidente que involucre veneno", explicó el jefe de fauna salvaje del zoo, Bob Lawrence, quien cree que se trata de un incidente "muy, muy poco frecuente".

La cobra real es una serpiente de gran tamaño, que puede alcanzar hasta seis metros de longitud, y según los expertos, reacciona de forma muy agresiva si se le molesta.

Su veneno ataca el sistema nervioso central y provoca dolor agudo, visión borrosa, vértigo, somnolencia y parálisis, hasta que la víctima cae en coma y fallece por insuficiencia respiratoria.

"Trabajar con animales como estos siempre entraña riesgos, pero existen medidas de seguridad para ello", subrayó Lawrence, quien agregó que se llevará a cabo una investigación en profundidad para conocer los detalles del accidente.

Fuente: El Universal