jueves, 6 de junio de 2013

Suero antiofídico se produce todo el año en el país

La producción está en niveles normales

No es posible importarlo porque es específico para serpientes criollas, informó Miguel Ángel López, presidente de Biotecfar, encargado de su fabricación.


imageRotate
Biotecfar es el único laboratorio que elabora los sueros ARCHIVO












Alrededor de seis mil kits de suero antiofídico se producen anualmente en el país, y a pesar de que debería ser el doble, la producción nunca para en Biotecfar, el laboratorio de la Universidad Central de Venezuela (UCV) que se encarga de la producción y distribución del mismo.

Miguel Ángel López, presidente del Biotecfar, afirma que todo el año se están produciendo sueros antiofídico y antiescorpión, que son los que se utilizan cuando hay accidentes por mordeduras de serpientes y picaduras de escorpiones.

"Nosotros producimos tres tipos de suero. Somos los únicos que lo hacemos. No hay nadie más en el país que los produzca", señala López.

Explica que son tres tipos de suero los que se hacen: uno polivalente que incluye a su vez dos sueros, el crotópico para cascabeles, y bothrópico para las otras serpientes como mapanare o tigra mariposa; el crotálico que también se usa para cascabeles y el antiescorpiónico, que indica, también se utiliza en Panamá debido a que en el itsmo hay el mismo tipo de escorpión que en Venezuela.

Al año se producen seis mil kits de suero antiofídico, aunque debería ser el doble o triple, indica López.

"Aunque no tenenos cifras oficiales porque el ministerio no da las cifras, por data antigua sabemos que se producen seis mil accidentes al año por serpientes venenosas y según los estándares de la Organización Mundial de la Salud (OMS) deberíamos tener el doble o el triple de suero de esa cantidad. Considera que debemos tener tres equipos por cada accidente y apenas tenemos uno por accidente".

El experto afirma que poco a poco van aumentando la producción, pero el proceso es lento y costoso, y como Biotecfar se autofinancia no están en capacidad de producir más.

"No nos paramos nunca. Todo el año estamos produciendo suero tanto escorpiónico como antiofídico. No recibimos ayuda de nadie. La UCV no nos da ayuda porque no tiene capacidad financiera para hacerlo y el Gobierno tampoco. Somos un proyecto autosustentable con mucho esfuerzo", puntualiza López.

En cuanto a la posibilidad de importar este suero si alguna vez llegase a faltar en el país, el especialista resalta que no se puede importar ya que el suero que se elabora aquí en el país es específicamente para las mordeduras de serpientes y escorpiones venezolanos.

Indica que de llegar a importarse el suero, este podría tener una reacción cruzada en la persona a la que se le aplica, además de que se van a necesitar mayores cantidades y será más costoso.

López también informa que es Biotecfar quien le suministrar el suero antiofídico al Hospital de Coche y que en estos momentos el nosocomio cuenta con este material.

"En estos momentos tienen ocho equipos nuestros y cuando les faltan nos llaman y si no tienen como pagarlos se les financia, en Coche nunca faltan".

Ante una mordedura

En caso de que una persona sea mordida por una serpiente lo primero que se recomienda es tratar de identificar al animal.

Se le tienen que retirar a la víctima cualquier material que haga presión en el cuerpo como, por ejemplo, anillos, relojes, medias. También se debe inmovilizar al afectado y no chuparle, ni cortarle el área donde mordió el animal y llevarlo cuanto antes a un centro de salud asistencial.


Fuente: El Universal